Pagar la hipoteca y llegar a fin de mes puede resultar una misión casi imposible para muchas economías domésticas. Se trata de un problema muy importante, ya que perder la casa que tanto tiempo nos ha costado conseguir nos pone en un escenario muy delicado. En la entrada de hoy vamos a hablar de este tema y contestaremos a la pregunta que hemos formulado en el título.

¿Cuánto tiempo puedo estar sin pagar la hipoteca?

Los intereses por la demora en el pago se hacen efectivos desde el primer día de retraso. Sin embargo, para que el banco te considere un moroso, lo normal es que hayan transcurrido tres meses de impagos consecutivos. Llegados a este punto, se activa un proceso externo para gestionar los cobros, siendo estas empresas las que avisan al cliente de las consecuencias de no afrontar la deuda.

Ampliar el plazo o reducir las mensualidades

Antes de verte en una situación en la que no puedas afrontar el pago de las cuotas, existen algunas alternativas que puedes pactar con tu entidad crediticia, como por ejemplo la ampliación de plazo o la reducción de las mensualidades. Ambas opciones incrementarán el importe final debido a los nuevos intereses, además de proporcionar unas condiciones más duras, por lo que solo se aconseja recurrir a ellas en caso de gran necesidad.

Pedir un nuevo crédito

Aunque es posible solicitar un nuevo crédito que nos ayude a pagar la actual hipoteca, pocas entidades van a acceder a prestarnos el dinero. ¿Por qué? Pues porque las probabilidades de devolverlo son muy bajas. En el caso de que encontráramos una entidad que se hiciera cargo, nuestro nivel de endeudamiento aumentaría considerablemente debido a los intereses, comisiones y demás gastos del nuevo crédito.

Vender mi piso

Puede que vender el piso no parezca a priori una opción muy interesante, pero no hacerlo podría privarnos del mismo y endeudarnos para el resto de nuestras vidas. Si tras pedir una reducción en las cuotas, por ejemplo, vemos que tampoco nos será posible afrontarlas, siempre tenemos la opción de poner el inmueble a la venta por una cantidad igual o superior a la deuda.

¿Puedo entregar mi casa al banco y olvidarme de las deudas?

En el artículo 140 de la Ley Hipotecaria podemos encontrar una figura denominada “dación en pago. Para poder ejecutarla es necesario que esta opción esté incluida en la escritura de la hipoteca, aunque algunas entidades crediticias aceptan dicha forma de pago pese a no pactarse previamente.

Con la aprobación del Código de Buenas Prácticas, aquellas familias en riesgo de exclusión pueden acogerse a esta figura jurídica. No obstante, esto no significa que nos olvidemos por completo del problema.

El banco va a poner nuestra vivienda en venta mediante una subasta pública. En el caso de que el importe obtenido no baste para pagar toda la deuda y la hipoteca tenga una garantía personal (que en nuestro país es lo más habitual), tendremos que seguir haciendo frente a la carga con todos nuestros bienes presentes y futuros hasta saldarla.