En ocasiones, ya sea porque queremos ceder una casa a un familiar o amigo, o simplemente porque necesitamos el dinero con urgencia, nos surge la pregunta de si existe un precio mínimo para ello. En la entrada de hoy vamos a resolver esta duda de una vez por todas, para que así los propietarios sepan las condiciones que establece la normativa en las operaciones de compraventa de inmuebles.

Vender una propiedad a un precio simbólico

¿Se puede vender una vivienda a un precio simbólico? ¿Cómo por ejemplo un euro? Por desgracia, la respuesta es no. La hacienda foral otorga un precio fijo a cada propiedad, que es lo que se conoce como valor mínimo. A partir de esta cifra, se determina la cantidad que debe declararse a Hacienda.

Vender una propiedad por debajo de su valor

Es posible vender una casa por debajo de su valor mínimo, pero si es demasiado bajo atraerá en la mayoría de los casos la atención de las administraciones, que mirarán con lupa la transacción para detectar cualquier situación irregular.

Hay que tener en cuenta que la escritura siempre refleja el precio tasado por un técnico cualificado. Por lo que, para evitar situaciones de blanqueo de dinero, los contratos firmados muy por debajo de su valor real pasan automáticamente a un registro especial, donde se someten a un control exhaustivo. Si se encuentra un problema, actuará la unidad de delitos monetarios.

Consecuencias fiscales de vender por debajo del valor real

Si transmitimos una vivienda por un precio inferior a su valor mínimo, el comprador va a tener que asumir una serie de consecuencias fiscales. En este sentido, debe afrontar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (ITP), que está sujeto a correcciones por parte de la Agencia Tributaria.

Esto significa que, mediante el pago del ITP, el nuevo propietario hará frente a la diferencia entre el valor mínimo de un inmueble y el precio de venta. El vendedor, por su parte, tendrá que declarar las ganancias en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), cuya plusvalía está asociada al valor más alto comprobado.

En caso de estar en desacuerdo con la decisión adoptada por la Administración, los afectados podrán solicitar la apertura de un expediente de tasación pericial, donde intentarán demostrar que el valor real de la vivienda no concuerda con el fijado por las autoridades.

Vender una propiedad por encima de su valor

Puedes poner tu casa a la venta por encima de su valor real, pero, al igual que en el caso anterior, si esta cifra es desproporcionada puede llamar la atención de Hacienda, que revisará la documentación para descartar cualquier situación sospechosa.

¿Cómo determinar el valor de una vivienda?

La mejor forma de conocer el valor real de una vivienda es contando con profesionales cualificados en el sector, como por ejemplo los agentes inmobiliarios. Además, estos expertos le informarán sobre los precios que se manejan en su zona, por lo que podrá hacerse una idea del margen disponible y, dependiendo de la urgencia que tenga, ajustarlo lo máximo posible.