La vivienda sigue siendo hoy en día una de las inversiones más seguras que existen, pero es indispensable analizar el mercado y seleccionar la mejor opción, para así evitar todos los posibles errores. En la entrada de hoy vamos a hablar de la compra de casas para su alquiler o venta y te mostraremos algunos consejos para sacarle la máxima rentabilidad a tu dinero.

La situación del mercado actual

Para saber si es o no buena idea comprar una vivienda para alquilar o vender, primero debemos prestar atención a la situación del mercado actual. El alquiler en general se encuentra en auge y la rentabilidad no para de subir, sobre todo en las grandes ciudades. Al mismo tiempo, comprar una casa continúa siendo más barato que hace 10 años, aunque siempre podemos encontrar algunas excepciones.

Para que te hagas una idea, adquirir una propiedad y alquilarla proporciona una rentabilidad 4 veces mayor que invertir en Bonos del Estado. Por todo ello, se puede obtener una excelente renta por alquiler. Y en caso de querer vender posteriormente, dependiendo de la zona, también se lograría una considerable plusvalía.

Haciendo números

Antes de comprar, es indispensable que hagas números y tengas claro cuál será tu papel como inversor. Deberás tener en cuenta aspectos como tu disponibilidad de dinero e ingresos, la necesidad de pedir una hipoteca y el importe de la misma. Pero también tendrás que responder a un montón de preguntas: ¿Qué renta podrás conseguir mediante el alquiler? ¿Será suficiente para afrontar todos los gastos que genera la vivienda? ¿Qué pasa en los periodos en los que no esté habitada? Si tienes todo esto claro antes de empezar, no te llevarás ninguna sorpresa cuando compres tu casa para invertir.

La ubicación de tu nueva propiedad

La ubicación es uno de los aspectos fundamentales a la hora de elegir. En este sentido, los pisos situados en el centro de la ciudad, en zonas que cuentan con buenas comunicaciones y servicios no tendrán ningún problema en ser alquilados. Por el contrario, aunque el inmueble en sí sea magnifico, si se encuentra en la periferia, partes aisladas o problemáticas será mucho más complicado de alquilar y sobre todo vender.

También debes tener en cuenta los grandes centros comerciales y las zonas donde se aglutinan las empresas, como polígonos industriales o parques tecnológicos, así como universidades y otros sitios de enseñanza. Se trata de lugares con un gran dinamismo de población y demanda de alquileres, perfectos para comprar una casa y obtener una amplia rentabilidad.

El estado de la casa

Todas las viviendas pueden reformarse, pero en este caso el precio de adquisición debe ser lo suficientemente bajo para que siga siendo rentable. Las reparaciones también llevan tiempo, algo que debes tener en cuenta a la hora de calcular los gastos y beneficios. Otros aspectos que le dan un valor añadido son el ascensor y el garaje, sobre todo en partes de la ciudad donde es prácticamente imposible aparcar.